¿Por qué tengo Aftas en la boca en verano?

Las aftas bucales, también conocidas como úlceras aftosas, son lesiones dolorosas que pueden aparecer en la boca, en áreas como la mucosa bucal, las encías, la lengua o el paladar blando. Son un problema común que afecta a muchas personas. Desde Clínica Dental B2 Vitoria, hoy vamos a hablar sobre sus causas, síntomas, su relación con el calor en verano, y cómo tratarlas y prevenirlas.

 

¿Qué son las aftas bucales y cuáles son sus síntomas?

Estas lesiones bucales suelen ser pequeñas úlceras redondas u ovaladas con un centro blanco o amarillento y un área roja alrededor. Son muy sensibles y pueden causar dificultades en la alimentación y la higiene bucal. Los síntomas comunes incluyen dolor, ardor, sensación de quemazón, y molestias al hablar o masticar.

 

Causas de las aftas bucales

Las causas exactas de las aftas no están claramente identificadas, pero podrían estar relacionadas con una combinación de factores como lesiones en la boca, estrés, deficiencias nutricionales (especialmente hierro, ácido fólico o vitamina B12), alteraciones del sistema inmunológico, y ciertos alimentos o aditivos.

El estrés y la falta de descanso pueden debilitar el sistema inmunológico, incrementando la probabilidad de desarrollar aftas. Además, se sugiere que el calor del verano puede influir en su aparición, ya que las altas temperaturas y la menor ingesta de líquidos pueden incrementar la irritación de la mucosa bucal y favorecer la aparición de aftas.

 

Tratamiento de las aftas bucales

Generalmente, las aftas bucales se resuelven solas en una o dos semanas. Sin embargo, se pueden tomar medidas para aliviar el dolor y acelerar la curación, como enjuagues bucales con soluciones antisépticas o analgésicas, cremas o geles tópicos, y medicamentos para el dolor de venta libre. Mantener una buena higiene oral y evitar alimentos irritantes es también importante.

 

¿Cómo prevenir las aftas en la boca?

La prevención incluye mantener una buena higiene oral, una dieta equilibrada rica en frutas y verduras, y una hidratación adecuada, especialmente durante el verano. Reducir el estrés a través de un equilibrio entre trabajo y descanso, y practicar técnicas de relajación, también es crucial.

Si las aftas bucales son recurrentes o persistentes, es recomendable consultar a un dentista o especialista en salud bucal para un diagnóstico y tratamiento personalizado.

En Clínica Dental B2 Vitoria estamos a tu disposición para ayudarte con cualquier problema de salud bucal. No dudes en contactarnos.